Empresas proveedoras de insumos y químicos para la industria textil están detenidas. COVID-19

insumos-químicos-textiles

Cadena de producción del sector textil afectado por medidas de protocolo COVID -19.

Según informe de la Cámara de Comercio de Lima, el gremio de Indumentaria es el más afectado.

El protocolo sanitario exigido para el reinicio de actividades incluye cambios en las estructuras de sus plantas industriales (derrumbamiento de paredes, adecuaciones, sistemas de ventilación) que en la actualidad no se pueden cumplir, debido a las actividades que estos cambios generan aún no están contempladas en la FASE 1.

Otro tema es el compromiso de responsabilidad penal de la empresa respecto a la salud del empleado.

Si bien es cierto las empresas con mucha dificultad cumplirían las medidas de seguridad sanitaria, no se han considerado las situaciones particulares que escapan de la supervisión y control de la empresa (el empleado puede contagiarse en un medio de transporte público o en su entorno, por ejemplo )

Algunos sectores dentro del sector textil que son de confecciones, calzados, carteras y avíos textiles, tampoco están contemplados. Por lo que existen ciertas rupturas en la cadena productiva.

Empresas importadoras, fabricantes proveedoras y distribuidoras de insumos y químicos para la industria textil tales como auxilares para procesos de blanqueamiento, procesos antibacteriales, antimicrobiales, repelentes antifluidos y diversos acabados también se encuentran detenidas, pues muchas contratan empresas de transporte de carga privada, donde tampoco se ajustan a ciertas medidas del protocolo, ( cantidad de personas para descarga,con riesgo a que el permiso de tránsito vehícular no coincida con la actividad «principal» del transportista, etc.).

Muchas plantas del sector se encuentran en zonas alejadas del centro de la ciudad, y son pocas las empresas de transporte que aborden el encargo de transporte de personal, por la distancia y los tiempos de espera.

Durante la cuarentena; sólo en el detenimiento de las exportaciones en confecciones se ha tenido pérdidas de ingresos por más de US$100 millones de dólares.

El Protocolo es estrictamente necesario, no hay discusión de ello; pero ser flexible no quiere decir que sea inapropiado, en la industria lo que se convierte en flexible obtiene más espacio, es más dinámico, es más veloz, más preciso y hasta más seguro, siempre y cuando sea lo adecuado. Diversas asociaciones pertenecientes al sector textil merecen un foro que sea escuchado para dar equilibrio en el avance de la reactivación económica.

Fuente: CCL – Diario El comercio.

Deja un comentario