Simple Curiosidad ¿Cuarta Revolución Industrial o Revolución de la Ingeniería Ontológica?

«ciencia de lo que es y de la nada, del ente y del no ente, de las cosas y de sus modos, de la sustancia y del accidente». (Gottfried Leibniz)

El futuro de la cuarta revolución industrial es incierto, si ha empezado no se ha tomado en cuenta que sería mejor cambiar el modelo tradicional educativo arrastrado desde del siglo pasado, se debe eliminar la masificación de la educación , los presupuestos de gobiernos podrían realizar inversiones para que sea más personalizada o más en congruencia con lo que se necesita saber,  sin ahorcar el entendimiento de lo que se desee conocer, pensando en el ser; en el sentido de  que la competencia sea el propio interés del ser humano por resolver su hábitat y que sea flexible en el reconocimiento de formaciones alternativas aplicadas, ya existentes, que se identifiquen las condiciones para fortalecer las habilidades blandas positivas que es lo que poco a poco resolverá  siendo optimistas los problemas del mundo; la inequidad, el problema del acceso al bienestar de la salud , el equilibrio de la distribución del alimento , la modificación del clima y la  conservación del medio ambiente.

Mientras el mundo acumule información y delegue esta información a una inteligencia artificial que descifre el destino del mundo económico, o demande más proyectos de tecnología armamentista para “proteger al mundo” surgirán poderes para reestablecer monopolios y fronteras que dividirán al mundo presionando holográficamente un solo botón. Si los avances científicos son en pro de la conservación de la humanidad ¿Por qué se protegen las patentes? El ego económico podría eliminar la curiosidad de las nuevas generaciones, si aún sería posible la existencia de éstas.  Es posible que corramos el riesgo de que sea la última revolución industrial. Ante ello necesitamos una base más congruente con nosotros mismos; la revolución del enaltecimiento; no de la probabilidad del binario, no del ente, sino del ser humano.

Deja un comentario